Si queres que te anotemos en la lista de invitados escribi a: asensiomariela@gmail.com con tu nombre, cantidad de entradas y dia de funcion a la que queres ir. Funciones: viernes 23 hs. Teatro La comedia. Rodriguez Peña 1062

martes, 18 de agosto de 2009

EMOCIONES FEMINISTAS por Moira Soto


Emociones feministas

(para Rima)
RED INFORMATIVA DE MUJERES DE ARGENTINA
http://www.rimaweb.com.ar

Algo histórico sucede en el escenario del Teatro de La Comedia, ahí en Rodríguez Peña y Santa Fe, en la sala grande, los lunes y los jueves. El espectáculo Auténtico lleva la impronta y la firma, desde la dramaturgia y la puesta, de José María Muscari, el prolífico padre de tantas criaturas teatrales, que anteriormente -con una ayudita desde la dramaturgia y la puesta- cocinó y aderezó diestramente su biografía en Crudo. En la nueva propuesta recientemente estrenada, los cuatro intérpretes varones (entre los que figura el propio Muscari, cada vez más encantador) y la intérprete mujer (Mariela Asensio) han hecho su aporte personal desde su condición sexual ellos (tres gays de diverso estilo; un heterosexual graciosamente en minoría que se defiende aclarando que lo suyo "no es una enfermedad", dice que quiere volverse visible), y desde su ideario, su militancia vital ella (la joven dramaturga, directora, actriz, cantante.).

Mariela Asensio es una de las contadas mujeres del espectáculo que se ha asumido resueltamente, orgullosamente como feminista, haciéndose cargo de todas las consecuencias, tanto a través de sus obras (la última, nada menos que Mujeres en el baño) como en sus declaraciones a los medios, fundamentando siempre en forma articulada sus dichos. De manera que a mucho público que la reconoce y la viene siguiendo, no ha de sorprenderle su partido tomado y proclamado en Auténtico. Sin embargo, hay que decir que Mariela hace algo inédito, algo para lo que se necesitan muchas agallas en este país retrógado y prejuicioso en el que vivimos: además de manifestarse feminista con todas las letras desde el escenario, en primera persona del singular, interpela abiertamente a hombres y mujeres del público, les canta
las cuarenta, dice sus verdades con plena e íntima convicción, con pasión,
por momentos con genuino dolor.

En Auténtico, todos hablan, bailan, cantan, interactúan entre ellos y con clips, intentan abrir su corazón. Hermosa, energética, sensual, Mariela Asensio -seis meses de embarazo- se prende al jaleo, bailotea libremente (a partir de la coreo de Karina Kogan) y a la hora de las definiciones se presenta: "una mujer feminista". Y más adelante detalla, sabiendo que la gente suele estar desinformada al respecto: "Sexismo: discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior a otro. Machismo: actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres, Feminismo: movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres". Elemental, Watson. Sí, de diccionario, pero aun hace falta decirlo, enseñarlo.

Prosigue el desarrollo general del show con ingenio, humor, ternura en las confesiones y puntos de vista de sus protagonistas, ninguno de los cuales deja pasar la oportunidad de reivindicar el derecho al ejercicio de las libertades civiles, en primer lugar las sexuales.

Asensio, entre un zangoloteo y otro, unos besos a su novio Héctor Bordoni,sigue en la suya: "Me pudre que cuando digo que soy feminista, la gente me mire como cansada de antemano, de un tema del que no saben ni mierda." Y ella no cede en la misión que ha asumido, sabe que tiene que despejar conceptos muy obvios que han sido tergiversados por los medios, por los voceros de la cultura, por la mala fe: "Nuestra cultura machista nos hizo creer que decir hombre era decir humanidad". En son de burla, propone: "Mandá Mariela al 20-20 y recibí instrucciones para ser una verdadera
feminista."

Ella, la chica talentosa que podía contentarse con el sostenido éxito de notables creaciones suyas como Hotel melancólico o Mujeres en el baño, no tiene empacho en desenfundar la pancarta y militar sobre las tablas, en un teatro de 450 localidades, en Barrio Norte, aunque el espectáculo se anuncia como under y es a la gorra. Con la voz sincera y el tono fervoroso de alguien que defiende una utopía que debe volverse realidad, Mariela hace política con recursos artísticos. Como dice el filósofo norteamericano de cabeza bien abierta, Richard Rorty, el progreso de la civilización humana se da principalmente en la política y en el arte.

Yendo cada vez más lejos en su arriesgado compromiso, Asensio carga duramente contra Marcelo Tinelli: "Está generándose un karma muy jodido, fomentando el sexismo por televisión, menoscabando a las mujeres, utilizándolas como objetos y agrediéndolas". Prosigue el show, los compañeros de Mariela hacen lo suyo con gracia y desparpajo, no faltan tomadas de pelo a Ricardo Arjona, a la publicidad, un fragmento de Vicky
Cristina Barcelona que se proyecta y es actuado en escena. Hasta que Mariela
Asensio retorna con su discurso, persiste, ahora para dar cifras de mujeres golpeadas, asesinadas por sus maridos; de mujeres muertas por abortos clandestinos realizados en malas condiciones; de mujeres secuestradas por redes de trata y prostitución; de denuncias de mujeres violadas (especificando que son muchas las violadas que guardan silencio).

En un interregno más distendido por el humor, pero sin bajar la guardia, se tira contra todo lo que representa la Barbie, contra la publicidad de Activia y el tránsito lento ("parecería que solo las mujeres tenemos problemas para cagar"), contra el aviso de Renault, en fin, contra "todas aquellas personas, medios, empresas que fomentan el sexismo con total impunidad".

Al cierre de Auténtico, Mariela Asensio, encendida de indignación, se explaya sobre las mujeres secuestrada por la mafia de la trata de personas, " que desaparecen como si se las hubiera tragado la tierra. Mujeres con nombre y apellido". Y encara a los clientes que las consumen y no se hacen cargo: "Quizás tu papi o tu hermano o tu amigo, inclusive hasta tu marido probablemente las vio la otra noche en algún lugar al que fue y del que vos por supuesto por supuesto ni te enteraste. Ese lugar que a tu papa le gusta frecuentar y al que llamamos whiskería, bar de copas, burdel, cabaret. Ese bar de putas donde muchos hijos debutan de la mano de sus papitos, allí es donde podemos encontrar a tantas mujeres que cada año son secuestradas por
redes mafiosas. Si no existe la demanda, no existe la oferta. Hacé memoria, dale, pensá, recordá que cada mujer con la que estuviste en estas condiciones y tratá de imaginar por un momento cómo es su vida, sumergida en la violencia y el horror gracias a vos".

Pero eso no es todo, amigas: sobre el cierre, acompañándose de su guitarra y rodeado del elenco, Mariela entona una canción de la que es autora, Los burdeles. Una canción terriblemente triste y afligida que habla de vida opacadas por la violencia y el horror, de la corrupción de la gente implicada en esta red de maldad, de las madres que no tienen paz. "Lo pienso y me dan ganas de llorar,/ creo realmente que algo tiene que cambiar,/ por favor, pensá", dice el estribillo.


"Auténtico", lunes a las 21 y jueves a las 22,30 en La comedia, Rodríguez Peña 1062, a la gorra (a la salidad, ponés lo que podés, lo que querés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario